NUESTRO ANIMAL DEL MES

Cocodrilo enano (Osteolaemus tetraspis)


_MG_4476

En la Zona del continente de África vive el rey del zoo, el Cocodrilo Enano (Osteolaemus tetraspis), la especie de cocodrilo más pequeño del mundo. Estos reptiles se distribuyen en áreas del Golfo de Guinea.

MORFOLOGÍA

Los machos de esta especie miden entre metro y medio, y dos metros, las hembras son de menor tamaño. En el caso particular de nuestro cocodrilo, es un macho y mide casi dos metros.

Presentan colores oscuros hacia el negro en los adultos y marrones manchados en los juveniles, con el objetivo de permanecer ocultos en las turbias aguas donde acechan. Fuertemente blindado con escamas osificadas por todo su cuerpo, lo que le otorga una defensa frente a posibles mordeduras.

COMPORTAMIENTO

Vive en zonas acuáticas como en ríos, lagos o charcas. De costumbres acuáticas, se les puede ver dormir bajo el agua o quedarse inmóvil en la orilla asomando solo los ojos y la nariz para pasar desapercibido. También sale a tierra para tomar el sol y descansar.

ALIMENTACIÓN

Se alimenta de aves, roedores y anfibios que caza en la orilla de los ríos. Puede perseguir a sus presas en tierra. En el zoo se alimenta de pollo y roedores. Come aproximadamente cada 5 o 6 días, ya que estos animales, al igual que muchos reptiles, tardan varios días en hacer la digestión.

CONSERVACIÓN

Actualmente está catalogado por la UICN como “Vulnerable” por el alto riesgo de extinción que sufre esta especie. Estos animales son cazados para comérselos y venderlos por su piel de las que se fabrican utensilios como billeteras o bolsos. La disminución de sus poblaciones se debe fundamentalmente a la destrucción de su hábitat y la caza incontrolada de muchos ejemplares.

NUESTRO

Nuestro cocodrilo enano vive en un estanque enorme, con una zona de tierra donde se pasa las horas tomando el sol y claro, su piscina, donde cohabita con decenas de peces cíclidos africanos de colores, donde se le puede ver nadar, dormir en el fondo de la piscina o acechar en la orilla.

Como actividades de enriquecimiento ambiental, el zoo ofrece la oportunidad de mostrar a los visitantes como caza en directo, para ver, a escasos metros, como este animal salta sobre su presa y utiliza su poderosa mandíbula a modo de pinza, siempre que su horario de alimentación lo permita. Lo que está claro es que ver a este animal a escasos metros no deja indiferente a nadie.

Fotografía cedida por Agustín Brugera y realizada en el herpetario UN MUNDO DE BICHOS.

Written by Global